martes 20 noviembre, 2018 - 7:02 pm

  • Instagram
Ultimas noticias:

La mugre en los cauces: un tema cultural

Finalizado el período de corta anual, Irrigación dotó nuevamente de agua el sistema hídrico del río Mendoza. La falta de conciencia ciudadana, nuevamente se evidenció con la gran presencia de residuos.

Luego de más de 2 meses extendidos, de corta anual en el sistema hídrico del río Mendoza, el DGI volvió a dotar con agua sus canales, que retomaron su función natural de transporte del recurso hídrico a través de su más de 4.500 kilómetros de redes de riego.

Nuevamente la gran presencia de residuos sólidos urbanos, que el agua arrastraba a su paso, puso en evidencia que a pesar de las campañas educativas que Irrigación desarrolla con docentes y alumnos de toda la provincia, no se toma real conciencia que los canales no son basureros. “El año pasado fueron retirados aproximadamente 369.000 m3 de material residual de los canales, lo que equivale a llenar un estadio Malvinas Argentinas. Desde enero, y hasta el momento, hemos extraído otros 192.000 m3 en el río Mendoza. Ese esfuerzo, implica una importante inversión del Departamento General de Irrigación que podría utilizarse para realizar tareas de mantenimiento y nuevas obras. Debemos seguir trabajando en generar un cambio de actitud entre todos los mendocinos para no contaminar los cauces”, explicaba el superintendente General de Irrigación, José Luis Álvarez.

Los trabajos en el período de corta

Durante el período de corta anual en el río Mendoza el Departamento General de Irrigación, a través de su Plan de Obras 2013, hizo especial hincapié en la modernización y mantenimiento general, de los diques El Algarrobal, Matriz Gil, Tajamar, Carrodilla, Pilar y Cipolletti.

El mantenimiento general de los canales de la red hídrica del río Mendoza, fue otra de las tareas prioritarias encaradas durante el período de corta anual. En el canal San Martín con aproximadamente 75 kilómetros revestidos de canal, se realizaron bacheos y reparaciones de juntas, muy necesarias para la conservación de una de las principales obras hídricas de Mendoza. “En nuestro Plan Agua 2020, hemos destacado especialmente la importancia del mantenimiento de la red. Debemos cuidar las obras hídricas, que son patrimonio de los mendocinos y que además garantizan una optimización del recurso, repercutiendo en una mayor productividad agrícola”, agregó el Superintendente Álvarez.

Residuos en los cultivos

“Cuando tiramos los residuos domiciliarios en un canal, debemos pensar inmediatamente que esa agua regará luego los alimentos que vamos a comer. Debemos ser solidarios, retomar ese apego y defensa por nuestros canales”, enfatizó José Luis Álvarez. Desde el Departamento General de Irrigación, se emprenden campañas de concientización en Ciudadanía del Agua, ejemplo de las mismas son los programas “Mes del Agua” y “Ciudadanos del Agua”, que a través de capacitaciones y acciones concretas referidas al cuidado de los cauces buscan generar conciencia en la comunidad.

Compartirlo:

Sobre el Autor

Artículos Relacionados