lunes 23 septiembre, 2019 - 4:35 am

  • Instagram
Ultimas noticias:

“La polilla de la vid causa un gran perjuicio económico”

Lobesia_botrana_3

Lo aseguró Luis Sazo, destacado científico chileno que estuvo en Mendoza. Señaló que para erradicar la plaga es fundamental la educación y que el Cabernet Franc es una de las variedades de mayor riesgo, no así el Malbec.


La Lobesia Botrana conocida popularmente como “la polilla de la vid”, es una plaga que ocasiona una merma en la producción debido a la destrucción de los granos. Esto produce una pérdida de calidad, tanto en uva de mesa como en la de vinificar, como consecuencia de las podredumbres causadas por diversos hongos.

Para analizar varios aspectos que hacen a la lucha contra esta plaga estuvo en Mendoza Luis Sazo, uno de los profesionales más destacados en esta materia, ingeniero agrónomo e investigador del Departamento de Sanidad Vegetal en la Facultad de Ciencias Agrarias de la Universidad de Chile y consultor de diversos programas de erradicación de la plaga en ese país y también en California, Estados Unidos.

Luego de mantener varias reuniones técnicas con profesionales del Senasa y de distintas bodegas, especialmente en el Valle de Uco, Sazo destacó que para alcanzar la erradicación “lo primordial es generar confianza y aunar voluntades entre todos los actores involucrados en torno a esta causa común (Lobesia)”.

“Se debe entender que este no es un problema del Senasa o del INTA, sino de la industria, de los profesionales y toda la comunidad. En síntesis es un problema país”, destacó.

A la hora de hablar de un diagnóstico Luis Sazo remarcó que “la plaga aún no ha causado daño severo (60-100% de pérdidas) y por ello no existe la convicción plena, especialmente de parte de algunos grupos, de apoyar esta campaña de erradicación. Cuanto antes hagan el esfuerzo, más fácil será este desafío. Se debe entender que para enfrentar la plaga están disponibles la tecnología adecuada y efectiva y las estrategias para combatirla”.

También hay que tener en cuenta que además de los daños productivos y de calidad esta plaga causa perjuicios económicos indirectamente a través de las regulaciones que imponen los países importadores en el comercio internacional.

El Programa en Mendoza se desarrolla desde 2010, en Chile se reporta la presencia de la plaga desde diciembre de 2008, aunque se estima puede haber llegado un par de años antes, teniendo en el epicentro daños del 100%, como en la zona de Longaví, 300 kilómetros al sur de Santiago, y diseminada hasta 800 kilómetros al norte y hasta 400 al sur de este epicentro.

“En Chile se decidió tener un escenario sin Lobesia, es decir ir a un Programa de Erradicación y la misma opción fue tomada por Senasa en Mendoza. En el caso de California, el programa fue exitoso y se realiza en coordinación entre el gobierno, los técnicos y la comunidad toda, especialmente en materia de educación en los colegios y en los supermercados, además de haber logrado el compromiso de la industria”, señaló el especialista.

“El compuesto químico bromuro de metilo no es suficiente para matar larvas en los frutos, es por esto que las puertas al mercado de EE.UU. fueron cerradas para la uva chilena”, comentó.

Otro de los temas a considerar, son las variedades más sensibles a esta plaga, entre las que se pueden mencionar el Cabernet Franc, Carmenere, Pinot Noir, Chardonnay y en menor medida el Cabernet Sauvignon.

“No tengo antecedentes del Malbec, ya que en Chile la superficie es muy pequeña. Sin embargo, el Cabernet Franc (cepa que se encuentra en alza) es una variedad susceptible y el daño observado en nuestro país en la temporada previa al inicio de la campaña de erradicación varió entre el 60 y 100% de pérdida en algunos sectores”, aclaró Sazo.

Fuente: Diario UNO

Por G.F. Bazán y F. Lancia
vitivinicultura@diariouno.net.ar

Compartirlo:

Sobre el Autor

Artículos Relacionados