viernes 21 septiembre, 2018 - 3:12 pm

  • Instagram
Ultimas noticias:

Nuevos escenarios de la vitivinicultura

Por Sergio Villanueva (Gerente de la Unión Vitivinícola Argentina)

Cuando los problemas coyunturales se vuelven crónicos, pasan a ser reflejo de los problemas estructurales. Esto parece ser una verdad que afecta a la vitivinicultura. Hace quince años los problemas vitivinícolas eran claros: excedentes crónicos, intervención permanente del Estado, falta de reconversión, mercados en dificultades, muchos productos que no respondían a la demanda, crisis de precios, diversificación errática y falta de una política sectorial consensuada.

Ninguno de estos problemas se ha mantenido tal como entonces y, sin embargo, hay quienes piden volver veinte o treinta años atrás, como si la estructura, la coyuntura y los escenarios fueran los mismos. La realidad es que claramente no lo son.
Para analizar cómo la vitivinicultura organizada, articulando a los sectores público y privado, tomó medidas estructurales, basta señalar:

– la ley de envasado en origen, que trajo el poder político y de decisión a las zonas de producción;

– la refundación de la empresa estatal Giol y su transformación en Federación de Cooperativas Vitivinícolas (Fecovita), que posibilitó que más del 25% del mercado vitivinícola esté en manos de productores, lo cual equilibra y evita procesos avasalladores de concentración;

– el acuerdo Mendoza – San Juan, que acabó con décadas de peleas entre ambas provincias, consagró un herramienta de política regional sin costo fiscal y que demuestra la madurez de un sector que se autorregula, además de terminar con los excedentes y los bloqueos, prorrateos y otras medidas estériles;

– finalmente, el Plan Estratégico 2020, discutido por más de tres años y que constituye un ejemplo de articulación pública y privada, plasmado en la ley 25.849.

Si estas acciones dieron estabilidad y previsibilidad a la actividad, ¿por qué resurgen planteos de coyuntura y ponen en riesgo la rentabilidad de amplios sectores, sobre todo del primario?
Es sabido que los factores macroeconómicos nos afectan, y mucho: suba de costos por inflación, pérdida de competitividad por tipo de cambio en los mercados externos, entre otros. Sin embargo, hay otros cambios que difieren de los problemas de los ‘70 y ‘80 pero que igualmente afectan la rentabilidad del productor y la distribución del ingreso. Es que hay procesos de cambios que van más allá de la inflación y del atraso cambiario. Como ejemplo vale la pena enumerar casos que es necesario atacar, sin perder foco estratégico y sumando instrumentos tácticos que los corrijan y actúen rápidamente.

El actual precio de las uvas varietales, que preocupa a amplios sectores de la producción, no responde sólo a la falta de compradores, a la especulación o al estancamiento de las exportaciones; hay que tener en cuenta que el mercado se mantuvo en alza en el escenario de una reconversión que no había llegado a los niveles actuales y en el que la demanda superaba a la oferta.

Según palabras de reconocidos enólogos, en los mercados externos 80% de lo que se vende son cajas de menos de 30 dólares y en el mercado interno, 90% del volumen es inferior a 20 pesos. Es obvio que el mercado empezó a segmentar el precio y esto implica repensar equilibrio y rendimientos en las productividades del sector primario. Esto no es coyuntural ni depende de variables macroeconómicas (que obviamente harían a este proceso menos cruento).

En cuanto a la diversificación, el mosto sigue siendo un recurso anti-excedentario fundamental, pero en los últimos años la combinación cosechas bajas más precios del mosto por arriba de U$S 2.000/t generó un incentivo tan alto como el del precio del vino. Ante un ciclo de cosechas altas y precios inferiores a U$S 2.000/t, contexto muy probable, la actividad debería contar con instrumentos adecuados para enfrentarlo.

El precio del vino genérico es la tercera variable en análisis. Las existencias están equilibradas: cinco meses de stock no constituyen un excedente; es más, si ocurriera una helada deberíamos volver a importar vino y, de ese stock, una parte no está disponible por razones técnicas y de mercado; con lo cual, no existe excedente. Sin embargo, el precio no crece igual que los costos y la rentabilidad está en riesgo. ¿Qué sucede? Pocos compradores, falta de financiamiento y concentración en la compra parecen ser las razones.

Qué medidas de fondo podrían implementarse, además de las coyunturales por todos conocidas, que apuntan a sostener los precios y que son lógicas, ya que sin precio no hay producción ni productores. Hay que apuntar a cambios basados en el mercado y en la economía real, lejos de la nostalgia de creer que el mercado es el Estado. Estas y otras alternativas vuelven a poner la mira en lo estructural.

La primera es de carácter diversificador y consolida al mosto como regulador del sistema, pero sin descuidar otras opciones como la exportación de vino a granel y fraccionado (así lo ha hecho Mendoza). El mercado mundial del alcohol ha cambiado a partir de la eliminación de subsidios de la Unión Europea y puede ser una opción interesante en nuestra política diversificadora y para recomponer la industria alcoholera.

La segunda es el proyecto de ley nacional de modificación de los impuestos internos para bebidas sin alcohol que favorece el uso de jugo de uva para edulcorarlas. Se trata de generar un mercado interno para el mosto que podría insumir más de un tercio de la producción actual y generaría un precio base no sólo para este producto, si no para todas las uvas básicas, moderando los ciclos del mercado externo.

La tercera acción es estructural y aprovecha insumos como el Mercado de Productos Argentinos, el Observatorio Vitivinícola y el Fondo Vitivinícola; es la implementación del Sistema de Compensación de Stocks que apuntaría a la financiación de volúmenes de productos en forma voluntaria.

Está en estudio su alcance y características, pero apunta a la sobreoferta al momento de la liberación de vinos a favor de la estabilidad del precio durante el año, tanto a la baja como a la alza, cuando supera las posibilidades del mercado consumidor. A su vez, incorporaría elementos del mercado de capitales a la vitivinicultura, beneficiando sobre todo al tenedor de vinos.

Finalmente, hay que reafirmar las políticas de largo plazo, especialmente las reflejadas en los programas del Plan Estratégico Vitivinícola 2020:

– continuar presionando a los mercados interno y externo con acciones de promoción y comunicación;

– apoyar fuertemente la integración de productores que será validada con los U$S 80 millones que el Estado nacional aportará a través del préstamo del BID.

– Impulsar el desarrollo de planes estratégicos regionales que afianzan el plan general y plantean importantes desafíos en cada zona.

Gran parte del reto actual pasa por una buena lectura y comprensión de la estructura, la coyuntura y los cambios de escenarios que nos atraviesan. Confundir estrategia y táctica deforma la visión de largo plazo.

Y equivocarse en el análisis de los escenarios lleva inevitablemente al error, muchas veces sostenido por sectores que se dedican únicamente a criticar y a añorar un melancólico pasado.

Sobre esto, un reconocido estudioso de la estrategia, Karl von Clausewitz, referenciado en el mundo de los negocios, decía: “Quien lleve adelante un plan deberá tener en cuenta que éstos disparan dos actividades diferenciadas: preparar y conducir separadamente las actividades y combinarlas unas con otras para lograr el objetivo. La primera se denomina táctica y la segunda, estrategia. La acción implica el azar y éste incrementa la incertidumbre de todas las circunstancias y trastorna el curso de los acontecimientos. Si queremos resguardarnos de este permanente conflicto con lo inesperado son indispensables dos cualidades, la inteligencia y el valor para seguir adelante ante cualquier contratiempo; a esto se lo conoce como determinación”.

Inteligencia y determinación son las condiciones que permitirán superar los desafíos de la vitivinicultura argentina.

Fuente: Diario Los Andes

Compartirlo:

Sobre el Autor

Artículos Relacionados