domingo 27 septiembre, 2020 - 3:32 am

  • Instagram
Ultimas noticias:

La devaluación benefició a pocas economías regionales

Es porque en muchos casos no llegó a compensar la baja de precios en el exterior, o se espera una fuerte caída de la cosecha, o tienen alta dependencia del mercado interno
por MARIANA SHAALO – El Cronista
La devaluación de enero no trajo una mejora generalizada en la situación de las economías regionales a pesar que era uno de los principales objetivos porque en muchos casos no llegó a compensar la caída de los precios internacionales, o se espera una fuerte caída en la cosecha, o predomina el efecto negativo de su dependencia del mercado interno.

En el Gobierno consideran que con la devaluación del primer mes del año las economías regionales mejoraron su competitividad, tras años de retraso cambiario que perjudicaron su rentabilidad, por lo que las exportaciones sectoriales podrían aumentar este año.

Sin embargo, de acuerdo a un informe del Instituto de Estudios sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (Ieral) de la Fundación Mediterránea, pocos productos se beneficiaron con el incremento del tipo de cambio, como la soja y los vinos de exportación que cuentan con stocks abundantes y escasa dependencia del mercado interno. En cambio, en casos como el del arroz, la azúcar, el limón y el maíz la devaluación no compensó la caída de los precios internacionales mientras que el lechero no pudo capitalizar los beneficios por la fuerte dependencia del mercado interno. Lo mismo sucede con la fruticultura porque se espera que por factores climáticos tenga una menor cosecha.

“Para aprovechar los beneficios transitorios de esta devaluación se requiere contar con productos para vender. En algunos casos no será así, como en la fruticultura con pronóstico de fuertes caídas en cosecha”, remarcó el economista Jorge Day.

Para realizar el análisis de rentabilidad de cada sector, Day tomó en cuenta el valor del tipo de cambio pero también el de los precios internacionales y decidió tomar como año base 2006, con dólar y precios internacionales en valores medios.

La devaluación beneficia rápidamente a aquellos productos que en gran parte se destinan al mercado externo. En cambio, los más intensivos en el mercado interno como el lechero se beneficiarían sólo en la medida que las condiciones del mercado y las regulaciones permitan que los precios suban. Si esto no ocurre y tienen insumos importados, peor será su situación”, advirtió Day.

El economista recalcó que la región pampeana registró en 2008 una importante mejora para sus productos debido al fuerte aumento de los alimentos pero advirtió que a inicios de 2014, en todos los bienes considerados (trigo, maíz, soja, aceite de soja, carne) se está peor que en 2006. En el caso puntual de la soja influyó el aumento de las retenciones mientras que en la baja de rentabilidad del maíz y el aceite de soja la devaluación no alcanzó a compensar la caída en el precio internacional.

Por otro lado en el norte argentino, donde se consideraron productos como el arroz, el algodón, el azúcar, las naranjas y los limones se está peor que en 2006. “La devaluación habría mejorado la situación del algodón respecto a 2013, no así la del arroz, azúcar y limones debido a la caída en sus precios internacionales”, destacó el documento del Ieral.

En tanto, en el oeste argentino la devaluación de enero ayudó a mejorar la rentabilidad de varios productos aunque algunos como el aceite de oliva, las ciruelas secas y los vinos fraccionados continúan muy por debajo de la de 2006, recalcó el informe.

Sobre el Autor

Artículos Relacionados