jueves 23 noviembre, 2017 - 7:48 pm

  • Instagram
Ultimas noticias:

Alcohol o velocidad, ¿qué provoca más riesgo al volante?

Un estudio de Acierto.com analiza la relación entre los límites de velocidad y alcohol permitidos en Europa y los niveles de mortalidad al volante

Alcohol o velocidad, ¿qué provoca más riesgo al volante?

En los pàíses con mayor permisividad en el consumo de alcohol al volante se observa menor mortalidad.

En plena polémica por la intención del Gobierno de elevar la velocidad máxima en España a 130 km/h en autovía y autopista, frente la negativa del Consejo de Estado y otras instancias, Acierto.com ha realizado un estudio para evaluar los peligros de la velocidad y el consumo de alcohol.

Para ello, el comparador de seguros ha analizado los límites de velocidad y tasa de alcohol permitida en los países de la Unión Europea, junto con sus índices de mortalidad en carretera.

Sorprendentemente, Europa todavía no dispone de normas de circulación comunes y siguen existiendo notables diferencias en las normativas de los distintos territorios, algunas curiosas y desconocidas para la mayoría de conductores españoles.

Los países con menor mortalidad en relación a su población (Alemania, Finlandia, España, Dinamarca, Irlanda, Malta, Países Bajos, Reino Unido y Suecia), a excepción de Alemania, cuentan con unamedia de velocidad máxima permitida en sus autopistas y autovías de 115,3 km/h, inferior a la media del resto de países europeos, que ha resultado ser de 124,2 km/h.

En cuanto a tasa de alcoholemia, en los países con menor mortalidad se observa mayor permisividad, con una media de alcohol en sangre permitida de 0,53 g/l, que en el caso de Malta y Reino Unido se eleva a 0,80 g/l, en claro contraste con la media de 0,37 g/l del resto de países europeos.

Por el contrario, el estudio refleja que los 7 países con mayor tasa de mortalidad al volante en relación a su población (Bulgaria, Croacia, Grecia, Letonia, Lituania, Polonia y Rumanía) permiten velocidades máximas de 130 y 140 km/h (132,9 de media), mientras que su nivel del alcohol medio permitido es de 0,38 g/l de alcohol en sangre, más restrictivo que los de países con mejores números de siniestralidad.

Las principales diferencias a nivel europeo se encuentran en lavelocidad máxima permitida en autopistas. El caso paradigmático en este aspecto es el de Alemania, que no cuenta con límite de velocidad en esas vías, si bien recomienda no superar 130 km/h. En cuanto a la tasa máxima permitida de alcohol en sangre, es de 0,5 g/l para la generalidad de conductores, a excepción de profesionales y novatos, a los que no se permite conducir si han ingerido alcohol.

Más velocidad deriva en mayor siniestralidad

La tendencia de mayor velocidad permitida igual a mayor índice de mortalidad se observa en Bulgaria y Polonia, con un límite en autopista de 140 km/h, con diferentes tasas permitidas de alcohol: 0,5 g/l para búlgaros y 0,2 g/l los polacos. En cuanto a ratios de mortalidad en carretera, en Bulgaria es de un fallecido por cada 12.625 habitantes y en Polonia, de un muerto en carretera por cada 10.669 personas, ambos entre los mayores de Europa.

Resulta significativo el ratio de mortalidad en carretera de los países europeos con ‘tolerancia cero’ al consumo del alcohol al volante, caso de Rumanía, República Checa, Hungría y Eslovaquia; todos, además, con un límite de 130 km/h.

El país rumano es el que sufre mayor índice de mortalidad al volante de toda la Unión Europea, con un fallecido por cada 10.529 habitantes, mientras que checos, húngaros y eslovacos cuentan con un ratio de mortalidad en carretera de un muerto por cada 14.151, 16.502 y 18.243 habitantes, respectivamente, todos superiores a la media europea.

En el polo opuesto, los dos territorios de la Unión Europea con mayor tasa de alcohol en sangre permitida al volante, Reino Unido y Malta, ambos con 0,8 g/l, figuran entre los que arrojan menor índice de mortalidad, con un ratio de un fallecido cada 34.240 y 36.364 habitantes, respectivamente, este último el menor de la UE.Malta es, asimismo, el territorio con un límite de velocidad más estricto de toda la Unión Europea, con un máximo de 80 km/h en autopista, mientras que Reino Unido también se sitúa entre los países más restrictivos, con un máximo de 112 km/h en dichas vías, solo por encima de Letonia, Estonia, Chipre y la propia Malta.

En todo caso, además de alcohol y velocidad, también hay otras variables que influyen en la siniestralidad de los países de la Unión Europea, como el estado de su red de carreteras, la antigüedad y nivel de mantenimiento de su parque móvil y la climatología.

Fuente: ABC.es

Compartirlo:

Sobre el Autor

Artículos Relacionados