martes 29 septiembre, 2020 - 11:05 pm

  • Instagram
Ultimas noticias:

La industria de San Rafael sufre cuatro décadas de retroceso

La industria local sufre cuatro décadas de retroceso

El número de establecimientos se redujo drásticamente desde los ‘70 hasta ahora. La actividad frutícola perdió el 90% de las empresas, y de 340 bodegas que había en esa década, actualmente están en marcha 64. La participación local en la actividad fabril de la provincia, ha bajado a solo el 10%.

Hace pocos días se señalaba desde estas mismas líneas la diferencia entre el desarrollo que exhibía San Rafael a principios de los 70, cuando era uno de los motores del crecimiento provincial y era capaz de cobijar proyectos ambiciosos, como el de buscar una provincialización de los tres departamentos del sur, en virtud de los números que era capaz de exhibir.

Ahí se señalaba, entre otros datos, que Tenía el 75% de la riqueza ganadera y minera de Mendoza, y el 75% del agua de riego y energía eléctrica, el 65% de la fruticultura, el 70% de la horticultura y el 27 de la vitivinicultura.

Pero además de esos datos, de por si reveladores, poseía un aparato industrial que se ha ido perdiendo con los años, y exhibe números concretos y palpables. Entre fines de los 60´s y principios de los 70´s se registraban 60 secaderos en el departamento.  Este año, según los datos, funcionaron efectivamente alrededor de 6, sólo un 10%, o dicho brutalmente, se perdió el 90%.

Según los registros de «Fiscalización y Control» de la provincia, en 1980 había 40 conserveras en San Rafael. Hoy quedan muy pocas, pero además, varias de ellas están en procesos concursales, convocatorias de acreedores y problemas diversos.

Si observamos la vitivinicultura, el número de bodegas ha bajado de manera estrepitosa. Los registros oficiales de 1980 dan cuenta de 340 bodegas registradas en el departamento, mientras que los números de este período suministrados por el INV dan cuenta de 85 inscriptas, aunque no muestra la verdad del panorama productivo, ya que elaboraron vinos efectivamente solo 64 en este 2015. Siendo generosos en el análisis se perdieron 255 bodegas.

Hoy, nuestro departamento tiene, en el producto industrial de la provincia, un escaso 10,6% de participación, mientras que todo el sur en su conjunto apenas llega a menos del 14%. De aquellos números que marcaban una posición de igualdad o superioridad del sur en muchos rubros, se pasó a esta baja participación. Otro claro indicador de pérdida de preeminencia.

La pérdida de capacidad industrial cobra importancia cuando se miran los números que pueden generar en divisas. Esto, obviamente, porque no es lo mismo exportar productos primarios que industrializados, pero también por las cantidades brutas. De lo que exportó Mendoza en 2010 según datos oficiales, el 74,8% fueron manufacturas industriales. Esa cifra está compuesta por un 55,4% de productos agrícolas y un 19,4 de productos industriales. En cambio, las exportaciones de bienes primarios fueron solo el 18%.

Haber perdido industria es haber perdido empleo, valor agregado, participación en el producto bruto provincial y más que nada participación en la generación de riquezas.

Hoy, aquella realidad que hacía soñar a pioneros como Bernardo Leiva con hacer una provincia en el sur, avalada por los datos de desarrollo, aparece más lejana. Pese a todo, en el imaginario colectivo, aquellas ideas producen añoranza. Así lo marca la encuesta realizada por nuestro diario que muestra que más de la mitad de la población está de acuerdo con retomar aquellas ideas. Será porque se sigue pensando que, en las condiciones adecuadas, el desarrollo aún es posible; o porque se nota que, en el contexto provincial, el sur sigue postergado.

 

De lo que exportó Mendoza en 2010 según datos oficiales, el 74,8% fueron manufacturas industriales. Esa cifra está compuesta por un 55,4% de productos agrícolas y un 19,4 de productos industriales. De toda esa producción provincial, a San Rafael solo le corresponde un 10,6%.

Fuente: Diariodesanrafael.com

Sobre el Autor

Artículos Relacionados