jueves 23 noviembre, 2017 - 8:48 am

  • Instagram
Ultimas noticias:

Leo Erazo: “La concentración de bodegas conspira contra la diversidad”

El enólogo chileno asegura que el malbec trasandino no es competencia para el argentino. Afirma que la concentración de bodegas en su país conspira contra la diversidad. “Los pequeños productores debemos buscar a los consumidores interesados en cosas diferentes”

Hace varios años, el vino y el amor (cuando no) llevaron a Leo Erazo a girar por el mundo. España, Francia, Australia, Nueva Zelanda y California. Y otra vez el amor lo llevó a  Sudáfrica, y de nuevo no funcionó (el amor). Mientras tanto se ganó una beca para hacer un Master en Vitivinicultura y Terroir en la Universidad de Stellenbosch y vivió tres años en ese lugar.

Hoy está a cargo del proyecto Altos Las Hormigas en Mendoza, Argentina, y al mismo tiempo trabaja con Los amigos en Rogue Vine en las colinas del Itata, el sur profundo de Chile.

El hombre, tan binacional como el paso Cristo Redentor dice que por estas horas todavía está sorprendido por haber sido incluido en el listado de los 10 mejores viticultores de Sudamérica en el último número de la revista Decanter. Siente que es un reconocimiento increíble e inesperado. “Me dejó mudo”. Pero agrega que hay que seguir trabajando. Continuar mirando hacia el suelo, con pureza, con una mirada minimalista. Y que estar en esa publicación es un bonito mensaje de que se transita por el buen camino.

Por Pablo Pérez Delgado (@perezdel2000)

 

Estrategias y Mercados: Estar en el Top 10 de Decanter, ¿te plantea desafíos?

Leo Erazo: Es un desafío y es un desafío grande, porque hay que mantenerse y también buscar nuevas cosas. Seguir explorando, seguir profundizando, aprendiendo y creciendo. Creo que me queda mucho por hacer,  tengo muchas ideas, muchos sueños y el vino es algo que forma parte del día y de la noche y de los fines de semana y sí, es un gran desafío pero es un lindo desafío

E&M: ¿Hacia dónde va el vino chileno?

LE: Siempre es bueno separar lo que son los pequeños productores o producciones artesanales de lo que son las producciones más industriales. Los productores más industriales generalmente producen mayor volumen de vino o se concentran en vinos varietales o reserva con madera o sin madera. Tienen que buscar público en distintas partes del mundo, por lo cual normalmente los vinos tienden a ser con menos carácter.

Cuando uno se especializa, busca mayor complejidad. Naturalmente se tiende a separar a los consumidores porque está la gente que puede amar tus vinos y la gente que los puede odiar. En ese sentido en Chile hay un patrimonio muy grande que estaba muy abandonado por las bodegas grandes, un patrimonio de viñas viejas y terruños excepcionales como las que hay en el sur del país. Las producciones de variedades por las que nadie daba un peso como País o Criolla. Los productores artesanales tienen un poco la misión de hacer productos más jugados, con más carácter, vinos que tengan una identidad fuerte, que sean de un lugar, de un productor, que se hagan notar, que provoquen. Y eso es más fácil con producciones pequeñas. En un país como Chile que tiene un bajo consumo interno, hay un interés desde afuera para estas botellas y entonces, se puede mostrar que  en un país representado por el vino industrial también existe el producto y el vino artesanal.

E&M: ¿La concentración del mercado vitícola chileno conspira contra la diversidad?

LE: Sí, totalmente. La concentración va en contra de la diversidad. Son casi los opuestos. Si hay algún valor que siempre ha tenido Argentina por sobre Chile es la cantidad de bodegas medianas y pequeñas que aportan mucha a la diversidad. Los monstruos terminan llevándose puesto todo y van desapareciendo y cerrando bodegas.

También es importante el apoyo al pequeño productor, pero no como una obra de caridad, pero si para que juegue en igualdad de condiciones.  Normalmente es complicado para los más chicos entrar a algunos restaurantes o en lugares donde las cartas de vinos son dominadas por los portafolios de bodegas grandes que dan alguna ayuda extra con las mesas, las sillas y las sombrillas para los locales. Los pequeños no tienen la posibilidad de competir y a veces se quedan fuera por este tipo de “colaboraciones”. Sin embargo, también está la gente que realmente valora; los sommelier, dueños de restaurantes o de vinotecas que al mismo tiempo van mostrando estos proyectos más independientes, más chicos.

E&M: ¿Cómo hacen los pequeños productores chilenos para sobrevivir los embates de las grandes bodegas?

LE: Hay que salir a buscar afuera a la gente que está interesada en el terroir. Buscar a la gente a la que le interesa un vino específico de un lugar específico. Normalmente son los importadores que trabajan con vinos franceses o italianos. Hay que meterse ahí y contar la historia y empezar a mostrarles lo que hay a pesar de ser el nuevo mundo. A veces tenemos mucha más historia que lugares como Burdeos. Decirles que no es tampoco el “Nuevo Mundo” sino que es el Viejo Mundo a una escala sudamericana. Hay que salir a buscar al que pueda apreciar ese vino y no gastarse con los que no, porque hay mucha gente que tiene interés, que prefiere vino barato y que el día de mañana no tiene ninguna fidelización, en definitiva te convertís en un commodity. Entonces es bueno buscar un lugar, un origen, tener un vino único y poder trabajar con gente que lo ofrezca y que lo valore y que en definitiva salga a buscar tus clientes.

E&M: En este sentido ¿Argentina tiene un camino similar al de Chile?

LE: Absolutamente. En Argentina queda muchísimo para explorar y hay muchos lugares de potencial impresionante, de complejidad increíble que aún no se han plantado y que tienen la posibilidad de desarrollarse. Hay que empezar a salir de la zona de confort. Hay gente que lo ha hecho con distintos criterios. A mí me gusta mucho el tema de las rocas y el tipo de roca y suelo, creo que todavía falta enfocarse más en ese lado. Lo que veo es que hay muchos pequeños productores en Argentina porque hay un mercado interno que es muy bueno. Sin embargo, no todos los pequeños productores son tan jugados, no van a estrechar límites, no van a buscar lo inesperado. Los que lo concretan hacen vinos increíbles y tienen una posibilidad fantástica. Los que elaboran vinos parecidos o con estilos de bodegas grandes o consagradas la tienen complicada porque se pierden en un mundo donde hay mucho vino. Ese es el momento de preguntarse ¿qué hace a mi vino diferente, por qué mi vino es especial y alguien decidiría tomarse una botella mía y no la de los otros 100 que están a mi alrededor? El pequeño productor puede manejar de mejor manera al factor diferenciación que el industrial. Debe buscar más carácter, algo único, algo más algo específico.

E&M: ¿El malbec chileno es competencia para el argentino? ¿Deberían preocuparse los productores de nuestro país?

LE: Yo creo que no. Son dos cosas totalmente diferentes. Dos animales distintos de mercados totalmente diferentes. En Chile hay muy pocas hectáreas de malbec y no puede competirle tampoco en volumen ni posicionamiento. En el mundo Argentina y malbec es como una sola palabra, pero Argentina tiene que separarse un poco del malbec y concentrarse en hablar de las regiones, de lugares, de sitios específicos. Mostrar lo complejo que puede ser el malbec, su versatilidad y tener vinos que lo demuestren, que no se queden solo en el discurso y eso se está haciendo. Ese es el desafío. Tengo la suerte de trabajar con la variedad en Chile, Argentina y Francia, tres lugares distintos con distintos tipos de suelo en distintos tipos de condiciones. Hablar del varietal es quedarse corto cuando uno busca complejidad. Y seguramente es lo que de alguna forma va a hacer que Argentina ya se sitúe dentro del podio de los mejores vinos en el mundo. Soy un convencido de que en los próximos 20 a 30 años vamos a ver las mejores expresiones del vino argentino, sin lugar a dudas.

Si querés conocer el Movimiento de Viñaterios Independientes de Chile, hacé clic aquí 

Si querés conocer a los Productores Independientes de Paraje Altamira (San Carlos – Valle de Uco) hacé clic aquí

Compartirlo:

Sobre el Autor

Artículos Relacionados