jueves 23 noviembre, 2017 - 8:51 am

  • Instagram
Ultimas noticias:

Malas cosechas podrían causar aumento en el precio de los vinos en el mundo

Por Ivana Kottasova 

Malas noticias: el mundo está enfrentando una escasez de vino. España, Italia y Francia —que juntos producen cerca de la mitad de vinos del mundo— se preparan para sus peores cosechas en décadas después de que condiciones extremas del clima dañaran los cultivos de uvas.

La situación en Europa, combinada con la producción mediocre en el hemisferio sur y los incendios forestales en la región vitivinícola de California, han dejado a los analistas temerosos por la escasez y por los precios más altos del vino.

“Prevemos un dramático descenso en la disponibilidad del vino en 2018”, dice Stephen Rannekleiv, estratega global de bebidas en Rabobank. “Esperamos que el descenso [en el consumo] se sienta de manera más tangible en los niveles de menor precio”.

La Comisión Europea dice que espera que la cosecha regional de este año sea la peor desde 1982. Europa está lista para producir 14.500 millones de litros de vino este año, una caída del 14% respecto a 2016.

Italia, el productor más grande del mundo, verá una caída del 21% en el volumen de vino a un poco más de 4.000 litros.

La producción en España y Francia bajará cerca del 15%.

“No ha sido raro que uno de esos tres productores tengan un año malo en la producción, pero muy rara vez hemos visto cosechas tan pobres en los tres países de manera simultánea”, dijo Rannekleiv.

Los viñedos europeos fueron golpeados por fuertes granizadas y fuertes heladas en primavera. En abril, los cultivadores de vino en Borgoña, Francia, se vieron forzados a desplegar grandes ventiladores y calentadores para proteger sus cultivos.

Muchos de los viñedos que se salvaron en la primavera más adelante resultaron afectados por las devastadoras sequías en verano. El problema es, sobre todo, en la isla italiana de Sicilia, donde la producción fue un tercio más baja que el año pasado.

Usualmente el clima tibio significa que muchas uvas maduran más temprano y son más pequeñas de lo habitual.

“Todo el mundo está cosechando más temprano este año, algo que generalmente conduce a un rendimiento menor”, dice Richard Halstead, cofundador de Wine Intelligence, una firma investigadora del mercado y de consultoría.

Los consumidores ya están sintiendo los efectos con los precios de algunas variedades de vino aumentando en hasta un 10%.

“El aumento en los precios del vino italiano y español es particularmente visible y empezó a inicios de mayo, cuando las primeras amenazas a la producción fueron materializados”, dijo Rannekleivn.

Los devastadores incendios en California —el cuarto mayor productor del mundo— también traen problemas para la actividad vinícola, pues esta región no podrá compensar la escasez del vino en otros lugares del mundo.

Mientras que la cosecha se completó en un 90% tanto en Sonoma como en Napa, hay una posibilidad de que el resto de uvas se puedan perder o estén amenazadas por el humo.

“El peligro real es la pérdida de las vides para los futuros años. Estamos muy lejos de saber qué podría significar esto para las bodegas”, dice Michael Kaiser, vicepresidente de WineAmerica.

Los productores globales usualmente hacen más vino de lo que se consume cada año. Algunos se lanzan al mercado en los años siguientes, mientras que el resto se destila o se utiliza en otros productos.

El excedente fue de alrededor de 2.000 millones de litros en 2016, según los datos de la Organización Internacional de la Viña y el Vino.

“Si Italia, Francia y España están con problemas, afectarán este superávit y es posible que veamos escasez”, agregó Halstead.

Fuente: CNNMoney

Compartirlo:

Sobre el Autor

Artículos Relacionados