lunes 25 junio, 2018 - 5:14 am

  • Instagram
Ultimas noticias:

Las alturas de Lunlunta y el desafío del vino

Por Marcelo Bustos Herrera y Pablo Pérez Delgado
 
En estos tiempos complejos, no es común encontrar empresarios locales que apuesten a largos procesos económicos y productivos como la vitivinicultura. En ese sentido,  Estrategias & Mercados, entrevistó a Gustavo Brennan, propietario de Viñas Heroicas, emprendimiento productivo emplazado en el distrito Pedriel Este en el departamento de Luján de Cuyo. El empresario farmacéutico mendocino junto a su familia, viene apostando desde hace más de una década a otra de sus pasiones que es la industria vitivinícola.
 
E&M: ¿De que se trata éste proyecto?
 
Gustavo Brennan: Es un proyecto a futuro que es fundamentalmente “realista”. No es faraónico ni mucho menos. Queremos avanzar sobre 40 hectáreas que van a demandar una inversión de U$S 15 millones. Lo que pretendemos en la familia y junto a los colaboradores es buscar éstos fondos en unos 20 inversores que se incorporen al proyecto. Si no logramos la incorporación de estos empresarios en alrededor de 5 años, continuaremos con éste emprendimiento un poco más lento, al paso que le de nuestro grupo empresario.
 
E&M: ¿Porqué invertir en estos procesos de mediano y largo plazo?
 
GB: Nosotros como empresarios antes que nada somos realistas y responsables. Éste emprendimiento lo comenzamos hace más de 5 años y a la mitad lo frenamos porque el contexto económico no daba para avanzar. Hoy lo estamos relanzando porque estamos convencidos que los tiempos han cambiado y el contexto económico del país y la provincia permite volver a creer en éste tipo de proyectos. Mendoza tiene mucho para dar. Si bien la matriz productiva y económica de Mendoza tiene que empezar a cambiar y aggiornarse, pensamos que éste tipo de emprendimientos –que además de ser productivo tiene mucho de turístico- es la mejor manera de ir cambiando el perfil de la economía local.
 
E&M: ¿Cómo afecta el “costo argentino” en éste tipo de emprendimientos?
 
GB: Hay costos estructurales en la matriz productiva que hay que reformular de manera urgente –impuestos internos, costos laborales. Pero no solo lo tiene la industria vitivinícola a ésta problemática. De todas maneras las reformas impositivas estructurales en las que está avanzando el gobierno nacional, van a dar un contexto distinto en el costo argentino.
 
E&M: ¿Y la competitividad?
 
GB: A la competitividad hoy tenés que observarla desde la economía real. En la actualidad la economía real del país, si tiene cambios importantes. Si bien los costos internos son muy caros para los sectores productivos, creemos que cuando el tipo de cambio real se equilibre y sea más competitivo, inmediatamente todo se va a acomodar e inmediatamente esa ecuación que hoy es adversa para nosotros se va a dar vuelta. No podemos apostar en 2 años a lo que no hicimos en 10 o 20 años. Somos optimistas porque estamos viendo cambios reales e importantes.

También pudimos hablar con uno de los enólogos del proyecto. Juan Pablo Michelini pegó el salto. Salió de Gualtallary para llegar a Luján y dice que se encontraron con el gran regalo de este terreno grande, acá en Lunlunta, al lado del río Mendoza.

JPM: Son todas cerrilladas, la familia Brennan nos propuso que los ayudáramos y nos cruzamos el valle para acá a ver de qué manera podemos interpretar también este lugar maravilloso como Luján de Cuyo. Sobre todo porque es una zona con mucho calcáreo, del estilo del que nos gusta a nosotros. Estamos empezando a plantar. Tenemos unas 4 hectáreas plantadas algunas en lomas, otras en lenguas y planicies y otra grande que es el cerro aterrazado donde habla espalderos que recorreran el movimiento del cerro. Es un lugar único e irrepetible. Como el vino.

E&M: ¿Cómo plantearon la cosecha?

JPM: Me traje eso de Rivera Sacra (España), que tuve la oportunidad de conocer ya que mi hermano tiene un proyecto allá. Está hecho en espaldero justamente como para facilitar de alguna manera algo más al cosechador y al podador de la viña porque uno podría haber plantado la viña cómo hemos hecho nosotros en Gualtallary simplemente siguiendo el cerro, pero realmente es muy, muy difícil. Entonces la idea de hacerlo en varias terraza es justamente que haya un camino donde caminar, donde poder recorrer la viña, donde poder hacer las labores culturales.

E&M:¿Cuál es el plan en el futuro cercano?

JPM: Hay un masterplan de 40 hectáreas para unos 3 o 4 años. Es parte de todo un combo que hay completo en Amansado que se refiere también a turismo y hotelería, a lugares para hacer trekking para cabalgatas. La familia Brennan me invitó, lo sumé a Germán Masera y el proyecto me interesó porque es una familia extraordinaria, pura, simple pero con mucha valentía y mucha libertad como somos nosotros “Los Miches”. Cuando vine acá fue como una trompada, un cachetazo que me dio la vida por este lugar maravilloso. Me encontré con un lugar extraordinario con una vista excepcional.

Los vinos

Las nuevas etiquetas son siete y están dentro de las líneas Joven y de Crianza

Amansado Pedro Ximenez 2017: Con uvas provenientes de la zona alta de Luján de Cuyo.

Amansado Rosado de Cabernet Sauvignon 2017: De color piel de cebolla.

Amansado Cabernet Sauvignon de Sed 2017

Amansado Malbec 2017: De la Finca La Elsi

Amansado Cabernet Sauvignon 2017

En cuanto a los de la línea de Crianza, hay dos:

Amansado Malbec Reserva 2016: Varietal Malbec 100% de elaboración tradicional con crianza en barricas de roble francés de segundo y tercer uso por 12 meses

Gran Amansado 2016: Blend de Malbec 50% y Cabernet Sauvignon 50% con crianza de 18 meses combinando cemento con barricas de 500 litros de Roble Francés.

Compartirlo:

Sobre el Autor

Artículos Relacionados