martes 20 noviembre, 2018 - 7:16 pm

  • Instagram
Ultimas noticias:

De vinos, historias y palabras. El largo tren “Premium Tasting”

Texto y fotos: Pablo Pérez Delgado

No vamos a hablar aquí de números. No los voy decir cuántas copas, vasos, grisines, sillas, manteles, sommeliers se utilizaron en esta serie llamada “Premium Tasting” en el Hotel Intercontinental de Mendoza.
Ediciones por doquier en Sudamérica y ahora van por México. Este gran evento tuvo su temporada número 8 y todavía no tiene fecha de estreno en Netflix, Hulu o HBO. Sin embargo, está repleta de grandes protagonistas de la viticultura argentina, que cada año la potencian y la suben la vara.
Estas cifras si valen la pena: 42 vinos que al menos recibieron 93 puntos en Decanter, Wine Advocate, Wine Spectator o del paladar de Stephen Tanzer.

 

Nicolás Aleman y Rodrigo Kohn

Cabezas de la organización: Nicolás Aleman y el sommelier Rodrigo Kohn.
El panel conductor estuvo integrado por la sommelier local y directora de CAVE – Centro Argentino de Vinos y Espirituosas – Flavia Rizzuto, el sommelier chileno Héctor Riquelme y el degustador y puntuador de Robert Parker a cargo de los vinos de Argentina, Luis Gutiérrez.
Párrafo aparte para este español que un día dejó todas las computadoras, los algoritmos y los teclados para dedicarse de lleno a lo que hasta ese momento era su hobby: los vinos.
Apenas sentados al frente de la mega cata a ciegas soltó un par de consignas que pegaron fuerte en los profesionales que debían presentar sus creaciones. No podría apelarse en las explicaciones a términos como “taninos, maloláctica, huevos de cemento, Gualtallary, mineralidad, tiza” y varios más, hoy utilizados habitualmente en las descripciones.
La pena no era significativa. Apenas una chicarra emitida desde la boca del propio Gutiérrez, castigando a los que osaban nombrar lo prohibido.
Pero bastó ese detalle para que la imaginación generara historias. De eso se trata también el vino. De contar historias. De lugares, de gente, de personas, de uvas, de cepas, de exploradores, de obsesivos y arriesgados.

Jeff Mausbach (Manos Negras, Tinto Negro, Teho y Zaha)

Jeff Mausbach le dedicó una bonita página a su socio y amigo Alejandro “Colo” Sejanovich en la compra de una finca que parecía arrasada por los Hunos y que finalmente le dio uno de los mejores exponentes de su vino “Teho”. Fernando Buscema (Bodegas Caro) contó una distinguida anécdota “sufrida” con el Baron de Rothschild. Gerardo Michelini, de la superpoblada familia de enólogos de (no lo puedo decir), puso el punto de equilibrio con la bella historia que determinó la letra “i” de Michelini i Muffato (su esposa y enóloga). Hans Vinding Diers nació en el distrito de Stelllenbosch en Sudáfrica. Es de nacionalidad Danesa y fue criado en Bordeaux. Y hace vinos en la Patagonia. En el corte de la Premium me dijo: “Tengo escrito lo que voy a decir” y me mostró una hoja con lo que iban a ser sus palabras. Cuando llegó su turno, este viticultor de Finca Noemía poco pudo decir, pero lo dijo desde el corazón: Amo Argentina. Punto.
Cada relato cautivó a los centenares de personas que participaron desde distintos puntos de la Argentina y el mundo. Y por ahí viajó durante casi cuatro horas esta Premium Tasting. Por los ricos vinos, las lindas historias, y el llamado de atención de Luis Gutiérrez. Lo reconoció en la última estación del recorrido vínico luego de la advertencia cuando el tren partió. Debemos hablar más simple, incluyendo, y disfrutando y haciendo disfrutar más de los vinos. Las palabras alambicadas alejan a los consumidores.
Nos vemos en el capítulo #9.

 

Hans Vinding Diers- Finca Noemía
Riquelme. Gutiérrez y Rizzuto

Michelini Bros
Compartirlo:

Sobre el Autor

Artículos Relacionados