martes 19 noviembre, 2019 - 4:33 am

  • Instagram
Ultimas noticias:

Cómo hacer un cuadrado con una copa de vino

El italiano Roberto Cipresso hace vinos ricos en su país y en Argentina. Es uno de los fundadores de Achával Ferrer y Matervini. Hasta aquí ninguna novedad. Sin embargo, una juntada de hacedores, hombres y mujeres de la industria y los perennes comunicadores fuimos convocados para probar varias botellas y disfrutar de la charla de un apasionado.

El Bativino-llamado llegó de parte del incombustible Julio Chretien y el inclasificable Mario Japáz. Justamente Mario, un ingeniero libertario que conoce al vino desde adentro y gusta de poner colorados a más de uno, fue el encargado de presentar a Cipresso. Y aquí me detengo. Sinceramente es interesante ver y escuchar a los “drones” de la industria. Mario es uno de ellos. ¿Por qué? Porque plantea algo interesante. Hay que dejar de pensar en los “padres fundadores” del nuevo vino argentino y dar un paso más en la batalla de la comunicación y la expresión de las bebidas argentinas. Tirar todos juntos del carro. Y volar por zonas, terruños, lugares, parcelas. Palabras huecas para la gran mayoría de los consumidores, pero con contenido para lo que miran más allá.

Es notable la admiración que Roberto tiene por el Paraje Altamira, en San Carlos, Valle de Uco, Mendoza. Desde allí sueña con una gran cantidad de productos que pongan a la Argentina en lo más alto de la viticultura mundial. Y junto a su socio, amigo y hermano elegido, (el contador público) Roberto Achával, se inspiró en las alturas Salta para hacer “Pachamama”.

Vinos del Valle de Canota en Mendoza; Valles Calchaquíes en Salta, a mitad camino entre Cafayate y Molinos; Yacochuya, en Cafayate y volviendo hacia Mendoza, Piedras Viejas, en la zona de El Challao, Las Heras.

La charla fluye y el vino también. Por ahí están sentados en la tribuna Hervé Birnié Scott de Chandon, Pepe Galante de Salentein y el flaco Jorge Riccitelli, alguna vez elegido mejor enólogo del mundo y hacedor de grandes vinos en Norton.

Roberto Cippreso disfruta de cada copa y cada palabra. Disfruta de Argentina. Y también de Italia. Ahí está  “La Quadratura del Cerchio” (La Cuadratura del círculo). Un blend de cepas y regiones  italianas.

 

 

Gozar

Alegrarse

Complacerse

Divertirse

Regocijarse

Eso es el vino. Y Roberto Cipresso lo entiende ciento por ciento.

Pablo Pérez Delgado – Editor

Compartirlo:

Sobre el Autor

Artículos Relacionados