domingo 25 agosto, 2019 - 8:15 pm

  • Instagram
Ultimas noticias:

Tolerancia cero, un debate que se vuelve electoral

Por Pablo Pérez Delgado

El gobierno de Mendoza avanzó en un proyecto que pone multas mucho más severas y sanciones más duras a quienes manejen alcoholizados.
De esta manera hace suyos los argumentos que esgrimen los especialistas y que desde este espacio hemos pregonado hace años.

Educación y penas severas

Quienes no cumplen deben sufrir todo el rigor de la ley, que no solo es a través del bolsillo. La prisión efectiva, sin atenuantes ni apelaciones posibles puede ser la salida. Así lo entendieron en Chile, cuando en 2014 aprobaron la Ley Emilia y dieron marcha atrás con la Tolerancia Cero y la ebriedad se convirtió en delito.
El Observatorio Vial Latinoamericano impulsa legislación similar y critica el falso federalismo donde cada jurisdicción define qué hacer frente a este tema. El OVILAM dice que no hay una preocupación sobre la problemática vial, que mata más del doble de personas que la inseguridad personal como robos o entraderas. El presidente del organismo, Fabián Pons, afirmó hace pocos días que este tema se ve como una cuestión electoral y de marketing de campaña. La candidata a la gobernación del Frente Elegí (PJ) pidió a través de las redes sociales que haya tolerancia cero de manera urgente. No es malo el reclamo, pero tuvo oportunidades varias de pedir este debate fuera de la campaña. Ahora dice que “es totalmente evidente ‘el fracaso de la política vial del gobernador'” (¿?). Hasta hace cuatro años formaba parte del partido gobernante y la problemática ya existía. Hipocresía pura de la oposición. Eso no le quita la jeringa al traste de la actual administración. Algunos plantean este debate como un partido de fútbol en donde se gana o se pierde una batalla cuando hay que triunfar en la guerra, o sea en evitar más muertes.

Alcoholímetros al alcance de la mano

Los precios de los medidores de niveles de alcohol en sangre son sumamente bajos en relación a las multas que pretenden imponerse por ley. Los pequeños aparatos pueden conseguirse a partir de los $ 500 en internet. Por qué no pensar en que bares, restoranes y luegares de diversión nocturna tenga a disposición los suyos y lo adviertan en la propia carta. Generar conciencia más allá de la mano dura. Nos sentimos interpelados por la letra, y esa situación nos pone cara a cara con el problema.

El proyecto oficial señala que “se pretende agravar la sanción de multa a aquel conductor que arroje más de 500 miligramos y hasta 1 gramo, el que podria recibir penas de multas desde $36.000 hasta $72.000 además de la retención del vehículo y de la licencia de conducir, también será pasible de la inhabilitación por hasta 180 días”
La sanción es mucho más dura si se supera el gramo, ya que el conductor arriesga una multa de hasta $108.000 o un arresto de 30 días y siempre la inhabilitación para conducir vehículos desde 90 a 365 días.
El proyecto también resaltó que “en las multas por alcoholismo de este año por ejemplo, prácticamente todos los multados eran reincidentes”.

No es solo plata. Es sentir que nos controlan. A cualquier hora y en cualquier lugar. Y que la pena será de cumplimiento efectivo. De otra manera, evidentemente, no sirve.

Aquí podés leer “Un aporte de la vitivinicultura al debate sobre tolerancias y control de alcoholemia”

Debate_tolerancia_y_control_de_alcoholemia_FVM

Compartirlo:

Sobre el Autor

Artículos Relacionados