jueves 24 septiembre, 2020 - 11:48 am

  • Instagram
Ultimas noticias:

Lobesia: ante la «regresión» de la plaga, prorrogan la ley que financia su control

Por Miguel Flores (Sitio Andino)

Ante un rebrote de la plaga en este ciclo productivo, el Gobierno prorrogó la vigencia de la ley que desde 2018 le asegura financiamiento al Programa de Prevención y Control de Lobesia Botrana, o Polilla de la Vid, el insecto que más preocupa a los productores vitícolas cada año durante la última década porque puede afectar hasta en un 60% la productividad de los viñedos.

La ley 9076 había sido sancionada en julio de 2018, con vigencia por 2 años, con lo cual se vencía esta temporada aunque con la posibilidad de prorrogarla por una más. Por eso, un decreto firmado por el gobernador Suárez a instancias de un informe técnico del Iscamen (Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza) acaba de extenderla hasta el 2021.

«Se vislumbra la imperiosa necesidad de continuar con el sistema de prevención, control y mitigación de la plaga, para el regular desarrollo de la campaña 2020/2021, por lo que entiende viable y hasta indispensable, dar continuidad a la vigencia de la Ley N° 9076«, reza la nueva decisión de Suárez. 

Lo hizo ante la conclusión de que la estrategia fitosanitaria, que viene de una temporada de «mantenimiento», es decir, enfocada en priorizar en el tratamiento a algunos oasis productivos (Valle de Uco y Norte) por sobre otros con menor presión de la plaga, parece ser insuficiente de cara al ciclo 2020-2021. Hasta 2019 se señalaban buenos resultados, con una reducción superior al 90%.

De hecho, el Iscamen (Instituto de Sanidad y Calidad Agropecuaria Mendoza) reconoce que «tras haberse implementado la estrategia de control «mínima» durante la última temporada (2019/2020), las poblaciones del insecto han mostrado una regresión». En otros términos, un informe técnico del coordinador del programa por parte de Iscamen señala que «la plaga se ha visto incrementada respecto de los estándares de control alcanzados en la temporada 2018/2019″.

El programa, que para el ciclo 2020-21 estaba presupuestado en alrededor de $450 millones antes de constatarse el crecimiento de la plaga, venía apoyándose en un esquema tripartito, esto es, aporte financiero de la Nación a vía Fondagro y Senasa, otro que la Provincia canaliza a través de Iscamen, y el COE (Contribución Obligatoria Especial), que en un principio se fijó en $1.500 por hectárea para superficies superiores a las 10 hectáreas, a cobrarse desde octubre. Pero los fondos oficiales, especialmente los comprometidos por el Gobierno nacional para afrontar la licitación inicial de insumos este mes, siguen demorados. (Fuente: Miguel Flores – Sitio Andino)

Sobre el Autor

Artículos Relacionados